5 puntos que aunque no lo creas influyen mucho para tu bienestar sexual

Hola amigos de Mensajeros Urbanos. Soy Eugenia Flores, Educadora Sexual y Sexóloga Sustantiva. Es para mí un placer saludarles y poder compartirles información que pueda ayudarles en la construcción de una sexualidad positiva.

El otro día, hice un listado de cosas que con frecuencia, son factores que se presentan entre algunas de las parejas que acuden al asesoramiento sexológico. Creo que es algo que puede servir a todos. Podría parecer algo insignificante, pero créeme, afectan sin darte cuenta tu vida erótica y amorosa.

1.- Estudia y trabaja en tu pasión.

 ¿Estás estudiando una carrera que no te gusta realmente? ¿Trabajas en esa empresa, en ese puesto, porque era todo lo que había? ¿O porque simplemente, hay que pagar las cuentas? Cuida mucho este aspecto de tu vida. Cuando no amamos lo que hacemos, o el trabajo nos pesa, nos aburre, nos cansa, nos agobia, podemos llevar ese estado de ánimo a la intimidad. Son muchas las parejas que hacen comentarios como: “mejor ya ni me le acerco, porque siempre regresa de mal humor del trabajo”; “antes nuestra vida era diferente, ahora ese empleo me estresa mucho, y se me van las ganas”; “¿Tú crees que después de trabajar de pie doce horas, tengo ganas de hacer el amor?”; “Me llevo trabajo a la casa, y aprovecho cuando ella va a dormir para sacarlo”; “Me levanto muy temprano para ir a trabajar, regreso tarde, me agoto, no tengo ganas”… Cuando el trabajo es más bien eso, un trabajo y no una pasión, puede resultar algo desgastante, que te agobie, te agote, y te haga sentir que te tienes que aguantar, porque no hay más. Afectando tu estado de ánimo. El desánimo y el estrés, son enemigos del deseo.

2.- Ten un hobby, algo que te divierta.

¿Vives para trabajar? ¿Nunca tienes tiempo de hacer algo que te divierta? O peor aún, nunca queda dinero para que te enfoques en un hobby. Bueno, pues hay algunos hobbies para los que no se requiere dinero, como coleccionar algo que tú mism@ hagas, decorar botellas, infinidad de manualidades o cualquier otra actividad que te ayude a despejar tu mente. A refrescarla. A pensar simplemente en nada, sin prisas, sin presiones, sin tiempos… por placer. Cuando nos tomamos el tiempo para este tipo de cosas, la mente se relaja, reducimos el estrés, y nos conectamos con estados de ánimo positivos. Eso hace que nos enojemos menos, que estemos más dispuestos al diálogo, y con mejor ánimo para enfrentar los problemas de la vida cotidiana, del trabajo, de los hijos o la pareja. ¡Ten un hobby!

3.- Sean amigos y compañeros.

De acuerdo, son pareja, pero no se olviden que ante todo, deben ser amigos y compañeros. Hagan cosas que hacen los amigos juntos. Hagan planes como buenos compañeros de equipo. Sean solidarios el uno con los proyectos de vida y sueños del otro. Aconséjense. Apóyense. Colaboren juntos en las labores de la casa. Cuando las mujeres vemos que nuestra pareja se involucra también en estas áreas, sentimos que realmente les importamos, nos toman en cuenta, se preocupan por nuestro cansancio también. Y eso nos predispone para los encuentros eróticos, reavivan nuestras ganas. Si no me creen, pregúntenles a ellas. Aplica del mismo modo para todo tipo de relaciones y personas. En ocasiones, hay parejas donde uno de los dos no participa de forma equilibrada en este tipo de acciones. Créeme, mejorarán tus encuentros eróticos.

4.- Dense tiempo para divertirse sin el otro.

Nadie es dueño de nadie. Y hacer pareja no significa que tengas que olvidarte de tus amigos, y de las cosas que hacen juntos, como antes, es decir, sin tu pareja. Darnos un voto de confianza y esparcimiento cada uno por su lado, da la oportunidad de extrañarnos. Da un respiro a las relaciones. Hace que nos sintamos contentos y nuevamente, de buen ánimo. Así que afuera celos, suelten el control, y dense un espacio con sus amig@s, sin el otro.

5.- Eviten ventilar sus problemas de pareja con familiares y amigos muy cercanos.

Las parejas inteligentes comprenden que cuando compartimos nuestros problemas, con la mamá, hermanas, hermanos, papás, amigos, amigas muy íntimas, podemos sin querer, afectar a nuestra pareja, en un futuro cercano. ¿A qué me refiero? A que después de que hemos despotricado con nuestra madre en contra de nuestra pareja, contando la discusión que hemos tenido, aunque nos reconciliemos más tarde, mi madre ya no lo verá igual, y creará un resentimiento por ser el malvado que hace sufrir a su nena. También podemos ocasionar, que comiencen a hacer comentarios sobre nuestra pareja, y nos hagan dudar de las cosas que hemos decidido o de la forma en la que hemos solucionado las cosas. Pues mientras más opiniones haya, mayor será la confusión.

Parece algo sin chiste, pero las parejas que han cuidado estos aspectos, han visto una mejora en la calidad de su relación de pareja, y por ende, en su vida erótica. Espero que estos consejos puedan servirte.

Reciban un fuerte abrazo y los invito a visitar mi web: www.eugeniafloresoficial.com y mi Fan Page en Facebook: Eugenia Flores Educadora Sexual.

13 ideas con respecto a “5 puntos que aunque no lo creas influyen mucho para tu bienestar sexual”