¡Deja de intoxicar tu cuerpo!


La industria de cosméticos en México ocupa un lugar en el top 10 de la venta de productos relativos al “cuidado personal” en el mundo. En los últimos años se han registrado cifras de hasta 10 mil millones de pesos por la comercialización de toda clase de bases, sombras, máscara para pestañas, labiales, entre otros. Además, algunos productos se han convertido en una “necesidad” cotidiana; como el shampoo, jabones, desodorantes, protector solar y otros; lo que incrementa los números de las grandes compañías.

¿Cuántas veces nos detenemos a leer la etiqueta de esos productos? Es posible enlistar más de 50 clases de químicos; entre parafinas, siliconas, solventes e ingredientes sintéticos; que usamos a diario. Mientras estas empresas se enriquecen con la falsa promesa de cuidar y embellecer, los consumidores desconocen cuáles son las sustancias que se están aplicando en diferentes tipos de maquillajes, perfumes, cremas, barnices…

Por ejemplo, en el caso del desodorante, que es utilizado por hombres y mujeres, se indica en la etiqueta que contiene aluminium chloride o clorohydrate el cual se asocia directamente con el desarrollo de algunos tipos de cáncer, principalmente, de mama; lamentablemente no hay una advertencia en el empaque acerca de este efecto. No podemos dejar de mencionar el daño que le provoca al medio ambiente. Al parecer esta industria no cuida tanto a sus compradores como dice su publicidad.

ALTERNATIVAS 

Cada vez más personas están conscientes de los daños que provoca el uso de esos productos por lo que buscan alternativas con ingredientes naturales, que no perjudiquen la salud ni al medio ambiente. El mercado de los cosméticos y de higiene personal naturales y ecológicos se está abriendo paso promoviendo el uso de ingredientes libres de sustancias tóxicas, ofreciendo productos responsables que no sugieren prototipos de belleza inexistentes, cuidan el medio ambiente y valoran al consumidor.

Otra forma de evitar estos productos y ahorrar una gran cantidad de dinero es hacer nuestros propios productos de cuidado personal, con ingredientes naturales que probablemente tenemos en la alacena, de paso reciclamos algunos envases. Conviértete en un comprador responsable y exigente para evitar los abusos de esas compañías que, literalmente, nos están intoxicando.

Como material extra te dejamos como hacer un desodorante natural

Noticia realizada por Gabriela Piedra (Miembro oficial de Mensajeros urbanos)
Siguela en su Twitter como : @Gabriela_Piedra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.