Sin moño y sin bolsa

Si somos lo que comemos, tam bién somos lo que desechamos. Qué mejor ejemplo que nuestra sociedad actual. Basta echar una ojeada a cualquier depósito de basura para saber cualquier cosa acerca de nosotr@s: qué comemos, cómo vestimos, cómo nos transportamos, qué nos quita la sed, en qué creemos, de qué recursos naturales dependemos, cómo nos comunicamos, etc.

 

A pesar de que la basura es el terrible espejo de nuestra sociedad, resulta asombroso lo ajenos que nos sentimos a ella. Nuestro conocimiento se limita a separar en orgánicos e inorgánicos y a sacar rápidamente de la casa las bolsas de plástico llenas de basura, porque huelen mal, ocupan espacio y son feas. Creemos que al sacar la basura de casa, el problema se ha acabado. 

Pero la realidad es que el problema no termina ahi, sino que apenas comienza.

Al momento de sumar esta acción a las miles y miles de viviendas que hay en el país, este problema se convierte en miles y miles de toneladas de basura.

Es por eso que en estas fechas queremos invitarte a que pidas tus compras sin empaques y si vas a regalar algo no gastes en mas envoltorios ni en moños, ya que al final, estos terminaran en la basura sumandose asi a esta gran problemática

Por favor súmate. Hagamos la diferencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.